Archivos para febrero, 2016

Conexiones

Publicado: febrero 16, 2016 en Comunicación, Conexiones, Economía

El pasado 12 de febrero a las 15:00 entró en funcionamiento para el público en general una parte sustancial de la L9 del metro, que permite conectar la zona universitaria de Barcelona donde está la Facultad de Economía y Empresa y las Facultades de Física y Química de la UB, la UPC, el Palau de Congressos de Catalunya e importantes hoteles, entre otros, con Fira Europa, hoy convertido en uno de los polos más significativos a nivel empresarial y económico de Catalunya con el Aeropuerto de El Prat, uniendo a la vez a tres municipios distintos como son Barcelona, L’Hospitalet de Llobregat y El Prat de Llobregat. Esta infraestructura ayuda a unir universidad, investigación y desarrollo (zona universitaria), con empresa y exposiciones (Fira Europa) con un entorno global  a través del Aeropuerto, a la vez que une distintas zonas de cada uno de los tres municipios donde transcurre esta línea que permiten hacer partícipes a la sociedad sin distinción.

Por tanto, vistos los éxitos evidentes de esta infraestructura, se pueden sacar las siguientes conclusiones:

  1. Los políticos y administraciones cuando colaboran, aún siendo de colores políticos distintos, permiten que la sociedad avance. El caso de la L9 es claro. Durante la mayoría del tiempo en los que se ha construido dicha parte de la infraestructura, cada ayuntamiento por donde pasa ha estado gobernado por un partido de un color político distinto.
  2. Los gobiernos nuevos deben saber respetar las buenas obras de los anteriores y no porque lo haga otro, necesariamente tiene que ser malo. Para ello es clave analizar, informarse, formarse y escuchar. La Generalitat ha cambiado hasta en tres ocasiones de color político en sus instituciones pero aún así, la infraestructura ha seguido y sigue avanzando.
  3. Presupuesto y calendario. Si se prevé construirse en 7 años, no puede tardar 17 y si se prevé un coste de 2.500 millones, no puede acabar costando 16.000. Generar expectativas que no se cumplen perjudica gravemente a la economía. Aspecto claramente a mejorar.
  4. Las sociedades avanzan y generan prosperidad si están correctamente conectadas. Nada de infraestructuras por el simple hecho de querer cortar cintas (muy propio de las épocas anteriores a la crisis). Las infraestructuras deben tener objetivos a priori y deben ser valoradas y examinadas a posterior. Para crecer, para terminar con una desigualdad, etc. Objetivos y valorar si se han cumplido. La L9, el Corredor mediterráneo, los accesos al Puerto de Barcelona, la T1 del Aeropuerto de El Prat, la T4 del Aeropuerto de Barajas o el AVE Madrid-Barcelona unido con la frontera francesa y París son infraestructuras que tienen un objetivo claro y que su consecución permite alcanzar los objetivos marcados. Para ello, necesariamente hay que escuchar a los que saben.
  5. La sociedad no puede ser reticente a estar más conectados. En el 2016, con las Tecnologías de la Información y la Comunicación, con la globalización a nivel económico, social, político y cultural, no debemos tener miedo a estar más y mejor conectados. Igual que cuantos más idiomas sabemos mejor, cuantas mejores y mayores vías para comunicarnos y conectarnos, sin duda, también mejor.

Noticias como la L9 del metro, el World Mobile Congress que se celebrará la semana próxima, el crecimiento por encima del 3% de nuestra economía o que Amazon ha decidido instalar un centro logístico en Barcelona y El Prat de Llobregat son elementos claros que favorecen que estemos más y mejor conectados, y por tanto, con más y mejores perspectivas económicas.

 

Anuncios